miércoles, 15 de marzo de 2017

Historia de Rigoberto (Como me salvo la vida) Las personas que atendemos pacientes con problemas emocionales severos y que indagamos las circunstancias del inicio, de la evolución y de los desenlaces de estos trastornos tenemos frecuentemente el privilegio de cómo sus mascotas frecuentemente influyen en su evolución Nos damos cuenta de que estos animalitos se ganan el derecho a ser considerados miembros de la familia y que participan en la relación y en ocasiones como en las que vamos a platicar en gran beneficio para el paciente
Rigoberto, persona de 28 años con escolaridad de Administrador de Empresas y llevaba una relación conflictiva pero al mismo tiempo muy cercana con su novia de 24 años llevando 3 años de relación aproximadamente, habían hecho planes de boda y ya habían comprado cosas para vivir juntos y de repente se entera al revisarle el teléfono de su novia que ella tenía otra pareja sentimental además de el a la cual estaba muy allegada. En la confrontación ella lo niega y le dice que esta como operado del cerebro y que son puras figuraciones, y que lo que vio no es real y además borra todos los demás mensajes, la pareja con la que lo engaña es un compañero de trabajo y que siempre fue su amigo y era gay. Así mismo también se da cuenta que esta relación ya es de mucho tiempo y que iba a continuar aunque ellos se casaran, por lo cual está muy deprimido, comenta posteriormente que tenía ganas de matarla y de matar al susodicho y después matarse el, pero esta tan triste y desanimado que no le dan ganas de salir a balacearlo y se dedica a intoxicarse con alcohol y a escuchar canciones relaciones con abandono, enojo y venganza y decide matarse (para que le duela), y el resto de la vida de ella “sufra” y decide que lo mejor es ahorcarse y prepara la soga y está a punto de hacerlo cuando su perro Max con el cual había convivido más de 5 años que no se había separado de el en estos días mientras se alcoholizaba y lloraba estaba pegado a el, ya al ponerse la soga vio que su perro lo miraba a los ojos sumamente angustiado y no dejaba de ladrar aunque en baja intensidad y lo desconcentraba para poder amarrar el nudo, cuando pudo apretar el nudo su perro aullaba muy angustiado y callo en cuenta de que si moría quién lo iba a atender a su animalito como él y además de que este se abalanzo y se frotaba con el decidió no hacerlo por lo menos ese día, al día siguiente llegaron familiares que conversaron con él y lo llevaron a terapia. El reconoce que si no hubiera estado su perro no estaría vivo. Se comprometió a un tratamiento psicológico y psiquiátrico evolucionando después de un año de tratamiento satisfactoriamente. Actualmente se refiere felizmente casado (con otra) y su perro sigue siendo integrante de su familia. ​Salvador
Cuando Robín murió (Casi nadie entendió mi dolor)
Cuando Robín murió fue una tragedia para mi mamá porque era su compañero y su protector, siempre se sentía protegida, nadie podía entrar a la casa a menos que dijera mi mamá puedes pasar, igual cuando iba en el auto (nadie la podía asaltar), luego te tomaba confianza y era una ternura que le encantaba ponerse panza arriba para que lo rascaran. Un día se quiso meter una rata a la casa y Robín la Mordió, pero en esa pelea la rata antes de morir lo mordió y lo infecto con parvovirus, mi mamá no se dio cuenta hasta que noto conductas raras en él y el veterinario le dijo que estaba infectado que buscara al animal muerto, ella lo llevo varias veces tratando de salvarle la vida pues era su mejor amigo y vivía sola con él, pero no pudo lograrlo, empezó a tener convulsiones y el veterinario le dijo que lo mejor era la eutanasia para que dejara de sufrir, y quedo en llevarlo al día siguiente en la tarde para dormirlo, ese día en la escuela no dejaba de pensar en él, ¿Cómo yo estoy en el trabajo y el está solo sufriendo solo en la casa?, ha sido mi compañero durante varios años y lo estoy dejando solo varias horas, ¿Por qué no falte a trabajar y darle mis últimas horas a mi perro?, mientras lloraba sus compañeros de trabajo se empezaron a burlar de ella, ¿Por qué lloras es solo un perro?, compra otro perro y ponte a trabajar, deja de llorar por estupideces, ¿Cómo puedes querer tanto a un perro te creo si fuera un humano el que está sufriendo pero ¿Un perro? Que ridícula? Fue la peor decisión que tomo mi mamá ir a trabajar debió de reportarse enferma y quedarse con Robín ya que nunca se lo perdono y fue el hazmerreír de su escuela, después de la muerte de Robín todavía se seguían burlando. Cuando llego a casa encontró a Robín debajo de las escaleras, lo cargo y lo llevo a su coche para llevarlo al veterinario, me dijo que fue horrible ver como cerraba sus ojos y peor aun cuando lo subieron a su coche para que se lo llevara, le pregunte ¿Por qué no me esperaste para que no lo durmieras tu sola, y lo único que pudo contestarme fue, no sabes lo que es ver a un ser querido teniendo convulsiones y no poder hacer nada!, al principio estaba enojada porque yo también quería mucho a Robín y solo era esperarse un día pues yo vivía en el D.F y ella en Cuernavaca pero después de escucharla entendí perfectamente su decisión, lo bueno es que cuando salió del veterinario lo llevo a casa de un amiga que tenía un jardín muy grande y ahí lo enterraron, ella si entendió su dolor y le hicieron un ritual y plantaron una flor arriba de su tumba. Los días después de su muerte fue muy duro de soportar el dolor porque no podía hacer su duelo (es solo un perro decían todos), así que escondía sus emociones pero estaba destrozada y yo le recomendé a un psiquiatra para que la ayudara y estuvo en tratamiento por un tiempo. Después de algunos años adopto a Yoga y a Maní. Vivian
La historia de Chuchito (se fue al cielo porque no quería que me casa oliera a perro mojado)
Atendí a paciente de 60 años, que acudió por depresión y alcoholismo quejándose amargamente que su mujer y sus hijos lo habían abandonado ahora que estaba viejo y enfermo. Pero que cuando estuvo fuerte y poderoso económicamente lo buscaban. Le pregunto desde cuando se habían distanciado y él se quedó callado un momento y murmuró como para sí “Desde el perrito”, y lentamente empezó a contar: Cuando sus hijos eran pequeños 6 y 7 años de edad llego un día tomado y hacia una tormenta y no quiso que la casa oliera a perro mojado y saque a chuchito (el perrito de sus hijos) el cual estaba aterrado , ladraba mucho y lo agarre y lo vente a la azotea y entre a la casa, Chuchito ladraba y trataba de entrar a la casa y yo lo aventaba nuevamente, mis hijos y mi esposa trataron de defenderlo y les deje a todos muy claro (Es mi casa) y yo mando y el pinche perro se queda “afuera” golpee a mi la esposa y a mis hijos para que dejaran de defender al perro hasta que se escondieron en uno de los cuartos y entonces me sente en el sillón a ver tele con el volumen alto. El perro estuvo luchando un rato hasta que el dejo de pelear ladrar, se quedó quieto en la azotea con la lluvia. Así lo encontramos al día siguiente muerto y mojado. Creo que desde entonces se volvieron convenencieros todos, nada más para ver que me sacan y ahora que estoy viejo y enfermo y que se me acabo la lana ya no me pelan, y se quejaba amargamente. Salvador
Woody Mi primera Mascota
Cuando yo tenía 16 años mi mamá tenía un novio que se dedicaba a la crianza de viejo pastor ingles a mí me caía gordo no quería nada con él, me invitaba al teatro al cine a comer y yo seguía haciéndole el fuchi, un día mi mama me dijo que la acompañara a la casa de su novio guacala con ese tipo, pero creo que no tuve opción, cuando llegamos era un ladrerío impresionante yo le decía que pasa ¿cuantos perros tiene? Y le gritaba abre pero él decía no puedo los tengo todos sueltos y voy a tardar, mi mama muy tranquila dijo tu abre estamos acostumbradas a perros y abrió y me encontré entre 20 perro peludos, grandotes, y llenos de baba, apenas podíamos caminar entre ellos solo veía pelos, cuando llegamos a su casa pues el jardín era muy grande estaba empapada de baba, y lo más chistoso es que no me importo estaba encantada como semejantes perrotes eran tan cariñosos y babosos, mi mama no estaba tan contenta porque estaba muy arreglada y pintada y hasta el maquillaje le quitaron con tantos lengüetazos, no les quiero decir a que olíamos pero su Estee Lauder en aceite se evaporo, y su ropa estaba toda sucia desde ese día me empezó a caer bien su novio (bueno a veces). Yo como clásica adolecente le hacia la vida imposible para que no saliera con él y a ella se le ocurrió que cuando una perra tuviera cachorros me llevaba a la casa y fue excelente idea, había un cuarto exclusivo para una perra que tuviera camada y yo entraba y los acariciaba durante horas se me olvidaba que tenía mama y que estaba haciendo, se paraba el tiempo y solo existían los cachorros para mí, era increíble pues solo tenían días de vida y su mama me dejaba tocarlos, acariciarlos calentarlos era increíble sentir unos bebes indefensos chiquititos y tiernos y cuando me decía mi mama ya nos vamos me enojaba pues estaba muy a gusto hasta se me olvidaba comer el tiempo se detenia, ven Ismael nos invitó a comer y yo le decía tráiganmelo aquí, comer con ellos que aburrido aunque luego me convencían porque les decía que tal si vamos a La Mansión, o al Dos Puertas mi madre me veía con una cara de te quiero matar pero no sé porque siempre ganaba, pobres padres lo que hacen porque los hijos acepten a su nueva pareja. Después el me regalo un chow chow y fue mi primer mascota yo estaba súper contenta aunque la sirvienta no porque no dejaba de cagar, orinar y romper cosas pero a mí no me importaba yo tenía que limpiar, me sentía muy a gusto con él ya que cuando iba por la calle la gente se cruzaba porque le daba miedo, no sabían que era un menso que lo único que quería era ponerse de panza y que lo papacharan, era tan tranquilo que lo lleve a un concurso de belleza y le dieron un premio de cachorro y yo le decía al juez no ya es adulto, me vio con cara de niña loca y se fue, en esa época yo tenía un novio al cual le encantaba Woody y me lo pedía prestado, un día estando yo en mi casa tocaron la puerta y señora de la limpieza me dijo es su novio, le comente dile que me espere unos minutos, claro a las mujeres nos gusta arreglarnos y el me llego por sorpresa pero la sorpresa me la lleve yo porque cuando baje ya no estaba se llevó a mi perro a pasear, como a la hora y media tocan la puerta y era el con Woody cargado y le dije porque lo cargas, es que me lo lleve a pasear y a la mitad del camino se hecho al suelo y no quiso volver a caminar, yo muerta de risa me pareció lógico un día caluroso y un chow chow que es un perro que trae un abrigo permanente se acaloro, tuvo suerte que no le dio un golpe de calor, y le dije pobre perro como le haces eso y él estaba indignado tengo 5 cuadras cargándolo estoy a punto de desfallecer, me duele todo!!!, bueno déjame a mi perro y vete a dormir a tu casa y que te cuide tu mama, se fue un poco enojado. En esa época yo le llevaba 10 años a mis primos solo 2 de ellos teníamos la misma edad pero juntos dábamos mucha lata así que mi madre se iba con las hermanas que tenían los hijos más pequeños y yo me aburría muchísimo así que me llevaba a Woody para que todos mis primos lo acariciaban mientras yo me iba a ver televisión sin mocosos, luego como mi tía vivía en un condominio horizontal los niños podían salir a la calle pero no del conjunto así que me decían tu eres la grande llévalos a los juegos porque son muchos niños para estar aquí en la casa ¿yoooooo, porque? así que los llevaba y les dejaba a Woody al lado y no sé porque nadie se les acercaba y me regresaba a ver televisión, luego mis tíos se daban cuenta y los niños dónde están? Y yo con toda la normalidad del mundo con Woody ¿Cómo? Iban por ellos y Woody a su lado y todos jugando y mis primos presumiendo que cuidado y les hicieran daño porque Woody los protegía, por supuesto estaba súper dormido, lo desperté y le dije de regreso se sacudió un poco y se acercó a los niños y ellos lo siguieron de regreso, y les dije a mis tíos ya ven lo tengo bien entrenado, supongo que si alguien se acercaba a ellos para lastimarlos Woody los hubiera protegido porque cuando tuvo a su hijo salió a defenderlo pero eso lo platico después. Luego cuando entre a la Universidad me lo llevaba de vez en cuando y ponía un letrero “Cuidado con el perro no lo vaya a pisar” ya que el canijo se ponía al lado del escritorio del maestro el cual lo tenía que saltar para sentarse en su escritorio. Una vez que fui a la dirección me lo lleve y el policía me dijo “no puede entrar su perro” ¿Cuál perro ese no es mío? Entonces porque la sigue, porque le caigo bien, se acercó para que no entrara y le dije: cuidado esos perros son muy agresivos lo puede morder, el policía muy asustado no sabía que hacer pues no podía dejarlo entrar pero Woody se siguió y como quien dice alcáncenme, entre a la dirección y como era su costumbre se acostó a la mitad de la oficina y las secretarias fueron muy rápido a acariciarlo y el encantado hasta salió el director ¡Qué bonito! Y también lo acaricio, canijo director para que te hiciera caso tenías que hacer cita y con Woody NO. Era increíble tener un perro que podías llevar a todos lados lo subía a mi coche y lo llevaba con mis amigos y familiares y cuando iba paseando con el me sentía muy segura pero también conocía mucha gente porque les parecía muy bonito y se dejaba acariciar Luego le buscamos novia y es cuando tuvimos a Robin y él se quedó con mi mama, solo que él era completamente distinto poca gente se le podía acercar a mi mama a menos que los conociera entonces si lo podías acariciar, mi mama nunca lo entreno pero era su guarda espaldas, sin embargo una vez se acercó un perro más grande que él y le gruño y él se quedó paralizado y en eso salió Woody y se puso enfrente de Robin y le mostro los dientes al perro luego le gruño y el perro se fue, mi mama y yo nos quedamos atónitas Woody agresivo defendiendo al neurótico no puede ser, pero claro era su hijo y creo que como todo padre hubiera peleado y hasta dado su vida por su hijo. Después de unos años Woody empezó a dormir casi todo el día y eso no era normal, siempre fue flojo pero no a ese grado lo lleve a varios veterinarios para que le hicieran estudios, unos me decían que era un problema de cadera y que había que operarlo, otros que tenía cáncer en los huesos, el chiste es que cambiamos de veterinarios como de ropa y había diferentes diagnósticos, en ese entonces yo le daba unos supositorios para el dolor y entonces era el verdadero Woody pero si no se los ponía el dolor lo hacía quedarse todo el tiempo acostado, después de un tiempo de ver que con varios tratamientos no mejoraba decidí dormirlo, esa ha sido una las decisiones más difíciles que he tomado en mi vida, el día que lo inyectaron fue en mi casa y no paraba de llorar, estuve acostada a su lado varias horas y esa tarde con los ojos hinchados y con dolor de cabeza mi familia me ayudo y lo enterramos en el jardín, durante mucho tiempo no podía ver en la televisión ningún programa o película que hablara y tuviera un perro porque lloraba, y por más que me insistieron no quise tener otra mascota , me sentía mala, que le había fallado, que tal vez debí de llevarlo a otros veterinario, que no luche lo suficiente y que no tenía derecho de quitarle la vida, me sentía tan culpable que no merecía tener otro perro. Después de muchos años cuando tuve a mi hija y ella tenía 3 años había un salchicha que entraba al patio de mi casa junto con un cocker a jugar y luego venía sus dueños a la casa por ellos, así pasaron varias veces hasta que la mama de ellos se dio cuenta que el perro salchicha Lucas estaba más contento en mi casa que el la suya y decidió regalármelo, me gustó la idea porque mi hija lo quería mucho y yo me encariñe también con él y en ese momento empezó otra historia en la cual cuando me separe del padre de mi hija comencé una nueva vida regresando al D.F. Trabajando como psicóloga y en una consulta que tuve con un niño autista al cual no podía lograr que hablara lleve a Lucas y dijo su primera palabra en 6 años (guau), y fue entonces decidí estudiar etología y ser zooterapeuta
Gracias a mi perro no me perdí y me encontró mi familia Cuando acudimos a Eco guardias nos una señora de la historia de cómo su sobrina estuvo a punto de perderse, en su pueblo hicieron un festejo del pueblo con mucho alcohol y comida y una nena de 3 años no la encontraban sus familiares, en los pueblos es normal que todos los que viven en el pueblo festejen juntos cualquier fiesta pero en un momento no encontraron a la niña todos la buscaban por todos lados y después de 2 horas cree porque se les hizo eterno el tiempo sobre todo por la edad de la pequeña que se podía lastimar o perder en la maleza lograron encontrarla pegada a la pared cerca de su casa con el perro familiar que no la dejaba gruñendo y pastoreándola para que no se fuera a otro lugar. Interpretamos que ante la angustia de los familiares el perro se les salió pero que este localizo a la niña y no dejo que se fuera a ningún otro lugar. Actualmente la nena es adolescente y el perro ya falleció de viejo pero sigue teniendo su lugar en la familia y en el pueblo ya que todos se enteraron de lo que hizo nuestro mejor amigo protegernos, querernos y cuidarnos (cuido a un miembro de su manada)
Yue un perro ignorado y deprimido que al ser integrado a la familia les devolvió el favor con creces.
Atendí a una chica como de 27 años que vino traumatizada porque presencio varios estados psicóticos de su hermano y tenía mucho miedo, ya habían pasado algunas semanas que no pasaba nada puesto que inicio tratamiento farmacológico aun así tenía miedo, ella vivía en la casa familiar y su hermano en uno de los cuarto junto con su esposa, me platicaba que cada uno estaba en su cuarto y que casi no había comunicación entre ellos, que sentía la casa sola y vacía y en el único momento que se comunicaron fue cuando empezó su hermano a hacer cosas ilógicas, irresponsables, a gritar que veía gentes que no existían y todos estaban tan espantados que lo llevaron al psiquiatra, después que cesaron los síntomas todo volvió a la normalidad (cada quien en su cuarto), pero ahora con angustia y miedo. Le pregunte que si tenía perro y me comento que sí pero que era de su hermano y que estaba abandonado y nadie le hacía caso y lo peor de todo era mordelón, no se dejaba acariciar, siempre estaba solo y casi todo el día dormía, le pregunte si alguien lo sacaba a pasear y me comento extrañado NO es de mi hermano el que se haga cargo de el, y le dije te puedo pedir un favor la cual ella asintió, puedes sacar al perro a pasear por lo menos 3 veces al día, eso te va a tranquilizar porque estas unos minutos fuera de casa, haces ejercicio y también le puedes pedir a tu mama que te acompañe, ella extrañada ¿mi mama?, hay días que no la veo ni siquiera sé cuándo está en casa, bueno no pierdes nada con preguntarle. A la siguiente sesión la vi muy relajada y contenta y me platico que crees le pregunte a mi mama que si me acompañaba a sacar al perro y me dijo que sí y nos fuimos caminando por la cuadra y nos encontramos algunos vecinos que hace años no veíamos y nos pusimos a platicar, al día siguiente quien me pidió que sacáramos al perro fue ella, y durante el camino fuimos platicando, me encanto porque tenía mucho tiempo que no conversaba con mi mama y las 2 sabíamos muy poco de nuestras vidas y fue muy bonito me gusto, al otro día mi hermano pregunto por su perro no lo veía ya que siempre estaba recostado al lado del sillón y de repente el perro se acercó a él le movió la cola y le lamio la mano, el yo creo que pensaba (este no es mi perro) se sentó en el sillón y lo acaricio durante un tiempo hasta que los 2 se quedaron dormidos en la sala, nunca había pasado eso, Yue era huraño y no se acercaba a nadie y de repente quería jugar, mi hermano sigue distanciado de la familia pero ahora de vez en cuando baja a la sala a ver televisión junto a Yue. Me siento más tranquila, duermo un poco mejor y ya no estoy tan preocupada por mi hermano, creo que los medicamentos le han ayudado mucho. Me dio gusto por ella porque si los medicamento son indispensables en una persona con una enfermedad mental pero no se dio cuenta de que Yue había ayudado a acercar a la familia y que además que el perro estaba deprimido porque era ignorado por toda la familia y de repente lo integraron y él les devolvió el favor con creces.
Zazu la perrita que vivía en la Estética Atendí a una jovencita como de 27 años que vino a consulta porque se sentía deprimida, sentía que algo faltaba en su vida, sentía un vacío y no sabía que era, su vida era rutinaria, todos los días del trabajo a su casa, ella era estilista y era dueña del negocio, eso me llamo mucho la atención porque era una mujer exitosa siendo muy joven pero no la hacía nada feliz solo su perra que vivía en la estética, eso me llamo mucho la atención, como que vive en la estética, que no lo llevas a tu casa, No su casa es la estética, en la casa de m mama tenemos otro perro pero ese es de ella, comente que no te permite que tengas a tu perro en su casa, lo cual ella menciono, no se nunca le he preguntado, bueno y no crees que tu perra se siente sola cando la dejas en la estética, ¿Por qué?, esta todo el día acompañada y la saco a pasear antes de abrir cuando cierro y a ratos cuando hay poca gente, ella está contenta, pero no es parte de tu familia le dije, ella con asombro me vio y dijo confundida y molesta claro que si es mi perra yo la quiero mucho esta todo el día conmigo, en la estética no me siento sola, si pero la estética no es tu casa, para ella si, por supuesto es lo que tú le has enseñado pero no lo haz integrado a tu familia está excluida porque lo cual no me supo contestar, le dije cómo te sientes con tu familia te llevas bien con ellos, pues no mucho en mi casa me siento aislada y que no me toman en cuenta, y le dije no es lo mismo lo que le estás haciendo a tu perra, lo cual se quedó unos minutos en silencio y no sabía que contestar, salió una lagrima de su rostro y me dijo que tenía un tiempo que se enteró que era adoptada y estaba muy enojada porque nunca se lo habían dicho, que se enteró por un tío lejano ni siquiera por su propia familia, y no les quiso preguntar porque solo se alejó y se dedicó a trabajar y trabajar y después de un tiempo adopto a su perra, ahí se sentía importante y segura y querida por su mascota (era su familia) y era dueña y jefa de la estética por lo cual se sentía con poder y respeto, sin embargo la abandonaba a su perra todas las noches para ir con su otra familia para cenar y luego dormir, le comente que le pidiera permiso a su mama de llevarse a Zazu con ella que no creía que se molestara y lo hiso, Zazu se llevó muy bien con Meloqui el perro de su mama y jugaban mucho y su mama le dio gusto que su perro tuviera una compañera de juego. En las siguientes sesiones le pregunte como se estaba llevando con su familia y me dijo mejor, me estoy comunicando más con mi mamá y estamos sacando juntas a nuestros perros, yo nunca había visto a Zazu jugar y ahora la noto más contenta y sociable y duerme conmigo es como un muñeco de peluche con calefacción y me despierta a lengüetazos, ya no me siento sola en casa, mis hermanos me preguntaron desde cuando tienes a Zazu, no sabían que tenía un perro y les platique como fue que la adopte y que Meloqui dormía menos y aprendió a chantajearlos para que lo sacaran a pasear y que Zazu estaba atrás del como diciendo (convéncelos). Después de un tiempo se enteró de que la tía de su papá que había muerto en un accidente tenía un bebe que era ella y sus padres la adoptaron pero a los 3 años después se divorciaron y ella tuvo poco contacto con su padre ni sus hermanos lo sabían pues eran muy pequeños cuando sucedió esto. Ella estaba muy enojada con su mama porque no le dijo nada y por eso se aíslo sentía que no era de la familia y peor aún que no le tenían confianza que por algo se lo escondieron, esa fue la razón de que se alejara de la familia y se dedicara solo a trabajar pero con su fiel amiga Zazu.
Ahora está más conectada con su familia y ya tiene un novio y todavía se lleva a Zazu de vez en cuando a la estética